Guía para crear un ambiente de teletrabajo.

(Votos: 2 Promedio: 5)

Ya hemos hablado de como crear un buen entorno físico de teletrabajo y de como gestionar nuestro tiempo en el teletrabajo, en este hablaremos de como crear un buen ambiente de teletrabajo.

Ya tenemos nuestro entorno físico en el que vamos a trabajar, pero no tenemos la actitud o nos cuesta concentrarnos en el trabajo, nos falta generar un ambiente que nos ayude a centrarnos. Para ello vamos a actuar sobre factores personales, generales de los entornos de trabajo habituales y específicos del trabajo a distancia.

Tabla de contenidos

    Aspectos personales para generar un ambiente de teletrabajo.

    Cuídate.

    A muchísima gente disfruta de teletrabajar en pijama o sin asearse adecuadamente porque “como no me va a ver nadie…”. Todos hemos visto la clásica foto de la persona que tiene una videoconferencia y se viste de chaqueta de cintura para arriba y de chándal de cintura para abajo.

    Aunque hacerlo algún día puede ser divertido y reconfortante, en líneas generales no lo recomiendo. ¿Por qué? Porque rompe el ambiente de teletrabajo.

    Mi consejo es que te asees y vistas todos los días cómo lo harías para ir a un trabajo presencial. OK, puedes eliminar la corbata y no atarte el botón de arriba de la camisa.

    Teletrabajando con camisa y corbata
    ¡Esta es la actitud!

    Algo tan simple como esto te va a ayudar a sentirte profesional, lo que refuerza la autoestima y aumenta la productividad. Trabajar en pijama te va a penalizar en la autoestima cuando las cosas vayan mal (“si es que mira… aquí en pijama y el trabajo sin hacer”).

    Además el ritual de prepararte para trabajar te ayuda a generar la actitud… y enlazamos con el siguiente punto.

    Establece una secuencia de reinicio.

    Hablamos en detalle de la piedra angular del teletrabajo en este artículo. Aquí tienes la que uso actualmente (en el pasado usé otras).

    Piedra angular del teletrabajo.

    La piedra angular contiene la información esencial sobre tu trabajo a distancia y en particular, que nos ocupe en este artículo, tiene la secuencia de reinicio.

    La secuencia de reinicio es una serie de acciones que nos ayudan a cambiar el chip de “estoy en casa desayunando” a “estoy en el trabajo” (aunque siga en casa). 

    Este condicionamiento mental lo realizabas en el trabajo presencial sin darte cuenta: salías de casa, cogías el coche, estabas 30 minutos en un atasco y por el camino ibas pensando en lo que tenías pendiente en la oficina. Al llegar al trabajo lo haces con otra actitud.

    Si en algún momento de la jornada pierdes el hilo, te cuesta seguir o retomar la actividad (a veces pasa después de la parada del café), reinicia con tu secuencia de arranque.

    Puedes encontrar más información sobre la secuencia de reinicio de la piedra angular del teletrabajo en este enlace.

    Conócete.

    Al trabajar a distancia tienes una mayor libertad para hacer las cosas diferente. Hazlo, experimenta. Por ejemplo: en la oficina nunca lo hice, pero teletrabajando he almorzado en el ordenador (algo ligero), a mi no me funcionó, sigo prefiriendo separarme del ordenador y comer desconectando, pero igual a ti sí.

    Lo que sí es importante es que seas sincero contigo mismo. Algo puede ser agradable, pero reducir la productividad, si te sucede… ¡no lo descartes! (ahí te he sorprendido, ¿a que sí?). Lo que debes hacer es guardarlo para usarlo cuando vayas a usar tu entorno de trabajo Instagram. 

    Guarda todos estos tesoros. Te ayudarán a reconciliarte con tu trabajo cuando lo necesites.

    ¿No sabes lo que es el entorno de trabajo Instagram? Anda y échale un vistazo a nuestro artículo sobre crear un entorno físico de trabajo.

    Aspectos generales para generar un ambiente de teletrabajo.

    Hay millones de estudios sobre cómo crear un ambiente de trabajo adecuado. Las empresas han gastado cantidades ingentes de dinero en proporcionar instalaciones a sus trabajadores presenciales que potencien su productividad. Aprovéchate de ese conocimiento para optimizar tu ambiente de teletrabajo.

    Hay montones de webs al respecto, así que no voy a entrar mucho en detalle. Muy resumido:

    • Mesa limpia y despejada.
    • Buena iluminación.
    • Evita ruidos.
    • Minimiza distracciones en tu campo visual.
    • Añade algo de color en tu campo visual (como una planta).
    • Añade un punto de concentración (al que mirar cuando estás pensando). Puede ser la planta. Mejor si está lejano (para descansar la vista del monitor).
    • Nada de televisión ni radio.
    • Si usas música que sea sin letra (o en un idioma que no entiendas) a un volumen bajo.
    • Temperatura entre 17 y 22 grados (a tu gusto, mejor sin manta).
    • Plantea un área de descanso (el café) que esté alejado de la zona de trabajo.

    Nuevamente: Conócete, prueba y, ya que en casa puedes, ajústalo todo a tus preferencias. Variar tu ambiente de trabajo sutilmente a lo largo del tiempo puede ser refrescante.

    Si necesitas ideas busca en internet “Como crear un ambiente de trabajo en la oficina” y “Como crear un ambiente de estudio”. Ambas te ayudarán.

    Aspectos domésticos para generar un ambiente de teletrabajo.

    Hay cuestiones básicas que en el trabajo presencial se dan por supuestas, pero en el teletrabajo cuesta un poco más ejecutarlas. El problema esencial es que las barreras entre lo laboral y lo social y doméstico son mucho más endebles.

    El móvil.

    A nadie se le ocurre coger el teléfono y ponerse a hablar en la oficina. Pero en casa la tentación y la presión social por no hacerlo son diferentes.

    Para evitarlo: deja el teléfono en un lugar al que puedas acceder, pero no lo veas y sea incómodo hacerlo (En nuestro artículo sobre las 3 «Es» del teletrabajo te recomiendo dejarlo detrás de la pantalla del ordenador). En las opciones del teléfono busca la opción de “no molestar” y úsala para que las notificaciones no suenen en tu horario de trabajo.

    Si tienes alguna aplicación que necesitas que pueda interrumpir tu trabajo (como el Teams del trabajo o una llamada del colegio de los niños) puedes configurar esas aplicaciones y teléfonos como prioritarias.

    Cuestiones domésticas y sociales.

    Todos tenemos que hacer la comida, recoger los platos, limpiar baños y aspirar los suelos. Pero nada de esto debe hacerse durante el horario de trabajo.

    Hasta aquí todo el mundo lo suele tener claro.

    Lo que muchos teletrabajadores no han experimentado todavía es que cuando las cosas no van bien (puede ser por estrés, por estar ante una situación de burnout, dificultad de concentración o dificultad para incorporarnos a la actividad) que las cosas en casa estén sin hacer daña nuestra moral y añade frustración a la frustración derivada del trabajo.

    En ese sentido las cuestiones domésticas deben de estar resueltas cuando nos sentemos a trabajar y deben de tener su slot a lo largo del día para hacerse.

    Interrupciones familiares o domésticas.

    Hablaremos más de esto en el artículo sobre el espacio temporal del teletrabajo. Es un problema lo suficientemente complejo como para requerir un artículo a parte.

    Los niños durante las vacaciones escolares.

    Como padre con hijos puedo afirmar que es complicado compaginar teletrabajo y el cuidado de los peques de la casa. Especialmente si el otro adulto también trabaja (como es mi caso).

    Aunque lo he puesto en la sección de “aspectos específicos del teletrabajo” tengo que señalar que no lo es. Este punto debe tratarse igual que en el trabajo presencial. ¿Qué hubieras hecho durante las vacaciones de tu hijo si tuvieras trabajo presencial? ¿ludoteca?¿campus?¿abuelos?¿niñera?.

    Haz exactamente lo mismo.

    “Pero es que estando yo en casa da pena mandarles a la ludoteca en vacaciones”. Puede ser, pero la razón de que antes fueran a la ludoteca era que tenías una responsabilidad en el trabajo. Y esa responsabilidad la tienes igualmente ahora.

    Tenemos un artículo dedicado a cómo teletrabajar con niños en casa.

    Las mascotas.

    Perros y gatos son un miembro más de la familia. Y al igual que los niños pequeños no van a entender ni respetar tu horario de trabajo. 

    Mi consejo es que intentes educar a las mascotas a respetar tu espacio y horario en la medida de lo posible y si es necesario que contrates un paseador para que saque al compañero a desfogarse.

    Aunque trabajar un rato con un gato entre las piernas o con un perro golpeándote con la cola en las piernas puede ser agradable y simpático, en el largo plazo no son formas y probablemente tu rendimiento se resienta.

    Para más detalles tenemos un artículo que trata en profundidad consejos y trucos para teletrabajar con mascotas en casa.

    ¿Sigues sin poder concentrarte? Únete a nuestro grupo de teletrabajo.

    Si tras todos nuestros consejos te sigue costando concentrarte en el teletrabajo, quizás sea por que no consigues generar tu ambiente de teletrabajo. Si es así visita nuestro grupo de teletrabajo. Consiste en un grupo de personas que se reúnen online para teletrabajar a la vez. Si quieres ver los detalles pásate por el artículo en el que explicamos en qué consiste nuestro grupo de teletrabajo.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies