Gastos del teletrabajo

(Votos: 2 Promedio: 5)

Los gastos del teletrabajo conforman una de las principales dudas a la hora de empezar a teletrabajar. ¿Cuánto me va a costar trabajar en casa? y ¿quién debe cubrir los gastos del teletrabajo?. 

Tabla de contenidos

    Los gastos del teletrabajo.

    Existen dos tipos de gastos típicos del teletrabajo. Los primeros hacen referencia a los costes de suministros, suelen ser recurrentes. Los segundos hacen referencia a los costes de material, equipamiento o herramientas, suele ser necesario sufragarlos únicamente una vez.

    Los costes de suministro se refiere a los costes de luz, climatización, conexión a Internet en los que el teletrabajador incurra durante su actividad profesional.

    Los costes de material, equipamiento o herramientas hacen referencia al mobiliario, software o hardware que sea necesario para la actividad.

    Las empresas están obligadas a proporcionar todos los medios necesarios para realizar la actividad de teletrabajo previamente al inicio de la misma. Esto quiere decir que si el trabajador necesita un equipo informático, una silla ergonómica, una estantería para guardar documentación o una mesa de trabajo, la empresa debe proporcionarlas.

    En ningún caso es posible obligar al trabajador a cargar con estos costes. Aunque no es necesario incurrir en ellos si el trabajador ya dispone de los medios necesarios.

    Tal y como recoge la ley de teletrabajo 10/2021 esta compensación de gastos debe estar especificada en el acuerdo de teletrabajo.

    ¿Qué es una compensación de gastos?

    Una compensación de gastos es una indemnización o suplido de los gastos en los que pueda incurrir el trabajador por el hecho de realizar la actividad.

    La compensación de gastos no supone una ganancia de patrimonio para el trabajador. Por ello no se le considera parte de su salario (y por lo tanto podría, en función de su tipo, tener un tratamiento fiscal diferente).

    Ejemplos típicos pasados de compensación de gastos son las dietas y desplazamientos, la adquisición de prendas de trabajo o la compensación por transporte urbano. A estos ejemplos típicos habrá que añadir en el futuro cercano los gastos por teletrabajo.

    Cuánto debe pagarme la empresa por teletrabajar.

    La compensación de gastos recurrentes del teletrabajo debe quedar especificada en el acuerdo de teletrabajo firmado por la empresa y el trabajador. En muchos casos la cifra se corresponderá a lo incluido en el convenio colectivo (lo normal en el momento de escribir estas líneas es que la cifra ronde los 30-35€ para teletrabajadores a tiempo completo).

    De no existir un convenio se deberá especificar en el acuerdo de teletrabajo los gastos en los que se va a incurrir para calcular la cifra final.

    Es posible que existan compensaciones de gasto puntuales adicionales debidos a gastos específicos.

    ¿Cómo puedo reclamar los gastos del teletrabajo?.

    Es obligatorio que el acuerdo de teletrabajo especifique los gastos de teletrabajo y la empresa está obligada a abonarlos.

    Si la empresa no atendiera amigablemente al pago de estos, el procedimiento sería el de presentar una conciliación y posteriormente una demanda.

    ¿Qué sucede si la empresa no especifica los gastos del teletrabajo a cubrir?

    La sentencia 44/2022 de la Sala Social de la Audiencia Nacional (AN) de 22 de marzo señala que dado que los gastos no se han enumerado e identificado, el trabajador podrá reaccionar bien instando la resolución de su contrato conforme el artículo 50.1.c) del Estatuto de los Trabajadores, bien accionando en reclamación de su adecuado cumplimiento incluidos los daños y perjuicios que se le hubieran podido ocasionar.

    En caso de optar por la resolución del contrato, se trataría de una indemnización por despido improcedente, que la ley marca 33 días por año porque en dicho artículo se indica que hay un incumplimiento grave del empresario.

    (Fuente: Confilegal )

    ¿Cómo afectan los gastos del teletrabajo a las empresas?

    La obligación de compensar los gastos del teletrabajo es una de las cláusulas más controvertidas de la ley del teletrabajo. De hecho un 45% de las empresas muestran su rechazo a tener que compensar los gastos recurrentes de los teletrabajadores.

    Este dato contrasta con el bajo rechazo a otros derechos de los trabajadores. Por ejemplo, tan solo el 10% de las empresas rechaza el derecho a la desconexión del trabajador o cubrir los costes de equipamiento y herramientas.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies