Entrevista de trabajo por videollamada

(Votos: 1 Promedio: 5)

¿Cómo preparar una entrevista de teletrabajo por videollamada?. Si en nuestro anterior artículo hablamos sobre cómo preparar un currículum para postularse a un trabajo en remoto. Hoy hablamos de cómo conseguir el trabajo en la entrevista por videollamada.

Como ya sabéis no soy experto en RRHH, aunque sí tengo muchísima experiencia en videollamadas (especialmente técnicas y comerciales para captación de clientes) así que este artículo nace de mi experiencia personal y de la recopilación de consejos de las siguientes referencias:

(NOTA: no dejes de visitar nuestro artículo sobre donde buscar ofertas de empleo por teletrabajo)

Tabla de contenidos

    Elige una buena ubicación para la entrevista de trabajo por videollamada.

    Asegúrate de que la localización disponga de una buena conexión de red (mejor cableada que wifi), que sea silenciosa y esté bien iluminada.

    Si vas a realizar la entrevista desde casa , practica con la posición de la cámara y de tu persona y comprueba que se verá a tu espalda. No pasa nada porque detrás tuyo se observen objetos personales como una estantería con libros, cuadros o similar. Pero asegúrate de que lo que se vea esté ordenado y que no se aprecie ninguna cuestión que no quieras mostrar. 

    Consigue unos cascos.

    Si son cableados mejor. No hace falta que los uses inicialmente en la entrevista, pero en caso de que haya problemas de audio (por tu parte o por la suya) empléalos.

    No solo mejorarás la comunicación en la entrevista, sino que demostrarás que estás preparado y tienes conocimientos sobre cómo desarrollar una videollamada y minimizar el impacto de los problemas que puedan surgir.

    Descarga la aplicación con la que se vaya a desarrollar la entrevista y comprueba que funciona correctamente.

    Haz esto días antes de la entrevista. Algunos problemas técnicos pueden llevar tiempo de solucionar, es importante que la prueba te deje tiempo suficiente para pedirle un portátil a alguien.

    Durante la entrevista es mejor que emplees la aplicación que la conexión web (si existe) usualmente las aplicaciones que corren en local tienen menores tiempos de latencia y mayor tasa de datos (lo que se traduce en mejor audio y video).

    Prepara la luz.

    Lo hemos dicho antes, pero hay que repetirlo porque muchas veces no se hace caso. Una mala luz en la entrevista va a dañar nuestra imagen. Situaciones típicas de mala luz son:

    • Una fuerte iluminación lateral (proveniente de una ventana o de un flexo). Hace que se nos ilumine mucho una parte del cuerpo y poco la otra. En una reunión presencial no tiene mucha importancia, pero las cámaras no gestionan bien las diferencias fuertes de luminosidad.
    • Poca iluminación general. Hace que las cámaras traten de compensar la falta de luz aumentando la sensibilidad. Esto muchas veces lleva a una baja calidad de imagen y a una mayor pixelación.

    Dispón la cámara a la altura de la frente (aproximadamente).

    Haremos incapié sobre esto más adelante. Durante la entrevista deberás mirar a la cámara, no a la pantalla, hacerlo así hace que tu interlocutor perciba que le estás mirando a los ojos.

    Situar la cámara a la altura de la frente te ayudará a mantener una postura erguida.

    Coloca chuletas detrás del monitor.

    Una de las ventajas de una videoconferencia es que tu interlocutor no ve lo que tienes detrás del monitor. Así que si necesitas cifras, nombres de software o equipos que normalmente no manejas con asiduidad, hazte las chuletas que necesites y colócalas en tu campo visual en el entorno de tu cámara.

    Este truco lo he empleado en incontables ocasiones en mis videoconferencias con clientes, es fácil sorprender a tu interlocutor “recordando” cifras complejas o “conociendo” todos los proyectos de su empresa.

    Darás la imagen de haber estudiado e ir muy preparado a la entrevista.

    Dispón de un plan B.

    Todo puede fallar. Si llegado el momento de la entrevista algo falla (y no puede solucionarse en rápidamente) acude a tu plan B.

    En videoconferencias importantes yo suelo tener otro portátil situado en otra habitación con mejor cobertura (ya arrancado y con la aplicación lista para lanzarse).

    Como consejo adicional nacido de la experiencia: ten el teléfono con la aplicación para la entrevista, el teléfono de tu interlocutor o el acceso web listo.

    No es lo ideal pero peor sería no acudir. Si te ves obligado a emplear el teléfono móvil el audio y vídeo sufrirán. Asegúrate de hacérselo saber a tu interlocutor (junto con la razón por la que el plan A ha fallado).

    Teléfono móvil para la videoconferencia
    No queremos usarlo para nuestra entrevista de trabajo por videoconferencia. Pero si todo lo demás falla… mejor tenerlo a mano.

    Reinicia todos los equipos y cierra todas las demás aplicaciones.

    Previamente a la reunión (y con suficiente tiempo como para reaccionar si hay problemas. Digamos una hora) reinicia todos los equipos y cierra todas las aplicaciones que no vayas a usar en la videollamada. 

    Si la aplicación que vayas a usar tiene alguna herramienta de testeo (suelen tenerlas) lánzala y comprueba que todo funciona correctamente (cámara, micrófono y conexión).

    Vístete adecuadamente.

    El hecho de que la entrevista de trabajo sea por videollamada no debería suponerte ninguna diferencia. Yo te recomiendo que te vistas completamente para la entrevista. Es útil para centrarse y meterse “en el papel”.

    Al respecto de qué ropa ponerse: años de experiencia en negociaciones y en visitas empresariales me han enseñado que la ropa adecuada es “aquella que vaya a llevar tu interlocutor”. Normalmente, cuando visito una empresa me visto de forma adecuada a la actividad que lleven a cabo allí:

    • Bancos… o similares: traje y corbata.
    • Empresas “serias”: Zapatos, pantalón, camisa y chaqueta.
    • Empresas “jóvenes y dinámicas”: ropa de oficina distendida. Si voy a visitar la ona de manufactura entonces elijo ropa que no importe que se manche (botas, vaqueros… un poco más de batalla).
    • Empresas manufactureras con medidas de protección especiales: ropa de protección acordes a su  actividad.

    En el caso de una entrevista en remoto, es posible que no tengas muchas pistas sobre su cultura empresarial. Pero puede que visitando su web te den alguna pista: Busca fotos del equipo y mira a ver qué estilo llevan.

    En caso de duda: es mejor pasarse de formal que lo contrario. Así que si no tienes ni idea, tira a perfil de empresa seria.

    En cuanto al maquillaje: es mejor que sea natural que cargado y tampoco es positivo portar demasiadas joyas que puedan distraer al interlocutor. 

    Practica tu dialéctica y lenguaje no verbal.

    Si puedes, días antes de la entrevista, haz un ensayo general.

    Dispón todo para la entrevista (incluido ropa), ensaya las preguntas que esperas recibir durante la entrevista practicando tu dialéctica y lenguaje corporal frente a la cámara (grabate). Luego visualiza el resultado y corrige las cuestiones que no te convenzan.

    Práctica dos gestos importantes: ceder la palabra y solicitarla. Interrumpir a tu interlocutor en una videoconferencia está peor visto que en persona. Probablemente sea porque el pequeño retraso en el audio puede hacer que una interrupción lleve a confusión.

    En ese sentido practica un gesto por el que sea evidente que quieres que te ceda la palabra para realizar una aportación.

    Es un buen momento para apuntar en tu chuleta datos que veas que te son difíciles de recordar.

    Durante la entrevista de trabajo por videollamada:

    • Asegúrate de que tus convivientes saben que estás en la videollamada. Lo ideal sería que nadie te interrumpa durante la duración de la misma. Tampoco conviene que haya personas circulando detrás tuyo o que se oiga ruido de fondo. Esto es especialmente importante para una oferta de teletrabajo, ya que si no tienes un lugar tranquilo para realizar una videollamada tampoco lo tendrás para teletrabajar.
    • Silencia tu teléfono… Pero no lo apagues. Lo necesitas listo por si tienes que usarlo para conectar con tu interlocutor rápidamente. Si la conexión se corta por un problema en tu lado y no puedes reestablecer rápidamente la videollamada, emplea el teléfono para contactar con tu interlocutor inmediatamente.
    • Mira a la cámara. No caigas en el error de mirar a los ojos de tu interlocutor en la pantalla. Si lo haces y la cámara está en la parte superior de tu portátil parecerá que tienes la cabeza baja… o que estás mirando a tu interlocutor al pecho. Si no puedes evitar mirar a tu interlocutor a los ojos en la pantalla, intenta buscar un encuadre apropiado (Ojo: puedes poner la cámara enfrente de la pantalla. Tu interlocutor no va a verla).
    • No cruces piernas ni brazos. Si lo haces aparentarás estar a la defensiva.
    • Ten a mano una botella de agua. Este consejo es personal… No lo he visto en ninguna parte, pero me parece esencial. Nada peor que estar hablando y que se te cierre la garganta.
    • Realiza pausas frecuentes. Habla despacio, vocaliza, asegúrate de que tu interlocutor está entendiendo lo que comentas y que tiene oportunidad de intervenir si lo desea.
    • Si la entrevista es para un teletrabajo asegúrate de que muestras pasión y motivación personal por la actividad a desarrollar. Esto es un factor importante para los reclutadores dado que mantener la motivación en los teletrabajadores es más difícil que en los trabajadores presenciales.

    ¿Tenéis algún consejo adicional? ¿Hay algún error en lo escrito? Compártelo en los comentarios. ¡Gracias!.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies