Qué hacer tu primer día de teletrabajo

(Votos: 1 Promedio: 5)

Es muy normal que en tu primer día de teletrabajo te encuentres perdido. No tienes muy claro qué es lo que tienes que hacer, que se espera de tu trabajo y si además no has teletrabajo nunca solo tendrás una remota idea al respecto de cómo organizarte.

Para ayudarte hoy hablamos de… ¿Qué hacer en tu primer día de teletrabajo?.

Tabla de contenidos

    Prepara tu setup de teletrabajo (aunque ya lo hayas hecho).

    Es posible que los días anteriores ya hayas preparado tu setup. Pero aún así, dedica un tiempo a acomodarlo todo, probarlo y comprobar que te sientes cómodo en tu nuevo puesto.

    Tan pronto como te presenten a tus colaboradores aprovecha para pedir consejos sobre cómo disponer tu setup. Es una excelente forma para establecer contacto, ir conociendo gente y aprender las peculiaridades y cultura de la empresa.

    Si tu setup tiene alguna carencia, házselo saber a tu empleador. Si necesitas una silla esta debería ser proporcionada por la empresa (o su coste cubierto como uno de los gastos del teletrabajo).

    Si necesitas inspiración puedes visitar nuestro artículo con imágenes de setups de teletrabajo reales o nuestra guía para crear un espacio de teletrabajo (no te olvides de crear tu espacio de teletrabajo «Instagram»). Si es tu primera vez teletrabajando y quieres revisar que has tenido en cuenta todo lo necesario para teletrabajar puedes visitar nuestra guía sobre equipos indispensables para teletrabajar.

    Empieza a familiarízate con las herramientas y software desde el primer día de teletrabajo.

    En particular empieza por instalar y testear (importante testear) todas las herramientas de comunicación. Si algo no funciona correctamente no dejes de preguntar hasta solucionar el problema.

    Hazte con toda la información básica de la empresa.

    Pide el organigrama empresarial y solicita los datos de contacto de todos los departamentos (administración, RRHH, prevención de riesgos, técnico…), posteriormente contacta con ellos y preséntate.

    Solicita a tu superior directo (o a los departamentos apropiados) todas las guías, manuales, información sobre buenas prácticas, plantillas para documentos… que sean relevantes para tu puesto.

    Haz preguntas.

    Es el momento de preguntar todo lo que no sepas. No dejes de preguntar nada “por vergüenza”, cuanto más esperes a preguntarlo más vergonzoso será hacerlo.

    No te preocupes por dar demasiado la tabarra, es mejor que todo el mundo te conozca porque te comunicas mucho que pasar desapercibido.

    El primer día de teletrabajo únete a todos los eventos sociales que te sea posible.

    Si hay pausas para el café programadas u otra serie de reuniones no obligatorias, pásate por todas. Hazlo aunque solo sea para saludar, presentarte y excusarse porque tienes que seguir trabajando. Si son demasiadas, en los días siguientes trata de repartir tu tiempo un poco por todas ellas.

    Si no hay ningún evento socializador, intenta plantear uno para presentarte. Pero hazlo con tiento, no es bueno insinuar que se te ha descuidado o que estás proponiendo algo que debiera haber organizado tu superior directo. 

    Averigua rápidamente qué medio de comunicación prefiere cada uno de tus colaboradores.

    ¿Mail? ¿videoconferencia? ¿Teléfono?. Empápate rápidamente de la cultura interna y empieza a emplearla cuanto antes.

    Clarifica las expectativas sobre tu trabajo.

    No es necesario hacerlo el primer día de teletrabajo pero no dejes que pase mucho tiempo antes de tener este punto claro.

    Intenta que tu trabajo tenga objetivos cuantificables y acuerda con el responsable la forma en que dichos objetivos se van a evaluar. Idealmente tanto los objetivos como la evaluación de los mismos deberían quedar por escrito.

    No dejes mails sin contestar y da las gracias a menudo.

    Incluso si nada más entrar a trabajar te bombardean con cantidades ingentes de trabajo, intenta contestar todas las comunicaciones y da las gracias a todas las personas que te ofrezcan ayuda o información.

    Dar las gracias es una excelente forma de establecer relaciones personales.

    No te agobies si todo sale mal en tu primer día de teletrabajo.

    Cuando se entra a trabajar en una oficina es normal que los primeros días de trabajo sufran de improductividades. En remoto, sin la posibilidad de enseñarle a alguien tu monitor para ver si vas por el buen camino, es usual que se acabe tirando a la basura el trabajo de los primeros días.

    Tranquilo, no pasa nada. Es más importante que te centres en conocer la cultura, procedimientos, resultados esperados y establecer una dinámica de trabajo en grupo que en ser productivo desde el primer día.

    Organiza tu jornada y actividades.

    Cuando te hayas familiarizado con la cultura de tu nueva empresa y tengas información suficiente al respecto de la carga laboral, reuniones, interrupciones laborales, paradas para descansar… etc, organiza tu jornada laboral.

    Si necesitas ayuda con esto puedes visitar nuestras guías de gestión del tiempo en el teletrabajo u organización en el teletrabajo. También puede interesarte el concepto de la piedra angular del teletrabajo (una herramienta que te ayudará a ser más productivo).

    Si no sabes por dónde empezar te recomiendo el artículo teletrabajar en casa. Este hace un pequeño repaso a todo lo que te enfrentarás como teletrabajador.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies