Trabajar con niños en casa

(Votos: 2 Promedio: 5)

Se acercan fechas importantes en las que muchos tendremos que trabajar con niños en casa. Y… ¿Cómo se trabaja con niños en casa?. Con mucho cuidado… vamos allá.

Tabla de contenidos

    Organización familiar para trabajar con niños en casa.

    Inicialmente debemos asumir que va a ser una época difícil en materia laboral. A su vez no podemos perder de vista que lo más importante es la familia, así que hay que mantener la calma en todo momento y tratar de asegurar que los niños disfrutan de sus días en casa y de la convivencia familiar.

    Con estas prioridades lo que vamos a tratar a continuación es de buscar la mejor organización posible que nos permita trabajar aun con los niños en casa.

    ¿Puedes echar mano de una ludoteca?.

    Muchas guarderías organizan actividades para que los padres trabajadores puedan seguir acudiendo a sus trabajos presenciales. El teletrabajo no es diferente. No te sientas culpable por adoptar soluciones de trabajo presencial si tienes que trabajar en casa.

    ¿Tus hijos madrugan?.

    Posiblemente en vacaciones se levanten tarde, aprovecha para madrugar y sacar adelante unas horas de trabajo antes de que ellos amanezcan. Puedes aprovechar para hacer la pausa para el café mientras desayunan.

    ¿Tienen deberes para hacer en casa?.

    Coordina las sesiones de trabajo familiares. Puedes hacerlo por la mañana o por las tardes. Pueden sentarse cerca de tu puesto de trabajo o en el suyo propio.

    ¿Echan la siesta o tienen ratos de baja actividad?.

    Aprovecha los ratos de baja actividad para sacar adelante el trabajo. En mi experiencia: una buena táctica para sacar un rato libre es sacarles a hacer ejercicio un rato (cuando demuestran mucha actividad) y aprovechar para trabajar mientras descansan a la vuelta al domicilio.

    ¿Puedes organizar el cuidado de los niños con tu pareja?.

    No menciono a los abuelos porque la idea no es apagar fuegos sino establecer una rutina para todo el periodo. La idea es asegurar que durante el periodo tu pareja se haga cargo de los niños durante un determinado horario.

    ¿Puedes adquirir algunos juguetes o revistas para entretenerlos?.

    Esto es controvertido, porque como padre no me gusta que a los niños les caiga un regalo “porque están molestando”.

    Es una idea horrible. Si se puede plantear como un premio por cualquier otra razón o dejarlo caer como algo casual… muchísimo mejor. Cuadernos de actividades, legos, puzzles, comics… son buenas opciones.

    Con toda esta información trata de establecer un horario realista para trabajar con los niños en casa. En mi caso, la clave suele estar en sacar adelante lo más tedioso del día antes de que los peques se levanten, aunque para ello haya que madrugar.

    Mi segundo momento clave es cuando mi pareja vuelve de trabajar (de su trabajo presencial) y puedo refugiarme en mi espacio bunker para sacar adelante lo que haya quedado. ¿qué es el espacio bunker? Sigue leyendo.

    Organiza el espacio físico para trabajar con niños en casa.

    Va a haber cambios. Quizás no sea posible trabajar en tu despacho, o quizás la mesa del salón ya no esté libre para desplegar tu equipo y trabajar con tranquilidad.

    Lo más importante a la hora de preparar tu espacio físico es:

    Protege tu equipo informático.

    Nuevamente habla la voz de la experiencia: Aleja cafés, refrescos, balones, pelotas… del ordenador. Si normalmente trabajas con un café al lado del ordenador: deja de hacerlo en este periodo o busca un lugar seguro donde dejarlo.
    Prepara un espacio para tus hijos. Tú necesitas un espacio de trabajo y ellos necesitan un espacio de trabajo y/o juego. No debes alterarte porque realicen una actividad normal (incluso ruidosa) en su espacio. Durante este periodo deberás ser flexible.

    Monta juegos en casa a los que puedan jugar solos.

    Relacionado con la anterior. Te recomiendo: dibujar circuitos para coches en el pasillo con cinta aislante, tender una cuerda todo lo largo del pasillo y montar un cohete dentro o colgar un “bolondro” (un bolondro y una espada de espuma dan para días y días de entretenimiento… ruidoso, eso si).

    Bolondro para trabajar en casa con niños
    Juegos infantiles nacidos de época de cuarentena para trabajar en casa con niños. (el cohete ha visto épocas mejores)

    (Opcional) busca un lugar fuera de casa donde tus hijos puedan jugar y tú puedas trabajar.

    Puedes probar en parques infantiles cubiertos privados (no vayas al corte inglés, donde los niños pueden irse por cualquier parte, mejor busca uno que la entrada y salida esté controlada).

    Si no lo tienes todavía prepara tu espacio bunker para trabajar con niños en casa.

    El espacio bunker es un lugar en el que puedes meterte a trabajar y aislarte del mundo. Evidentemente requerirá que un adulto se haga cargo de los niños mientras tú estás en tu bunker. No se te olviden unos buenos cascos insonorizados para el teletrabajo. Tenemos una guía sobre cómo construir tu espacio bunker aquí.

    ¿Cómo trabajar con un bebé en casa?

    Si como padre he aprendido algo sobre bebés es que cada bebé es diferente. Así que estos trucos no tienen por qué funcionarte. Simplemente voy a darte una serie de ideas para que las pruebes… y desearte la mejor de las suertes.

    Enséñale qué es lo que estás haciendo.

    Inevitablemente tu bebé va a querer estar encima tuyo. Por suerte trabajar en un portátil es aburrido, así que protege tu ordenador (o cámbialo por otro), cógele en brazos y deja que aporree unas teclas en un documento en blanco (nada de ratón, eso es divertido para él). En mi caso se cansa pronto y tras 3 ó 4 veces ya no vuelve porque se aburre.

    Usa un parque cerrado con juguetes.

    Ninguno de mis chiquillos ha pasado por el aro. Pero ojalá lo hubieran hecho. Si puedes poner un parque cerrado y que el peque se quede dentro jugando solo. Has triunfado. Combinalo con el paso anterior para tratar de que se haga a la idea de que el parque es más divertido que tu trabajo.

    Prepara un espacio para que él también “teletrabaje”.

    A mí esto sí me funcionó. Una mesa baja con una silla a su altura y multitud de folios y pinturas. Intenta ignorar todo lo que manche (incluyéndose él mismo) y de ahí directo a la ducha.

    Aprovecha las siestas.

    Qué se duerme… a trabajar. Da igual cuando sea. No te recomiendo mandar mails desde el teléfono mientras le duermes en la cuna. Parece que puedes, pero acabas con el cuello destrozado.

    Convierte la casa en un parque de atracciones.

    Cuando los bebés empiezan a gatear, o ya andan con cierta soltura, puedes incorporar en la casa un montón de actividades para él. Un nórdico de cama familiar da muchísimo juego: Puedes hacer túneles (entre el sofá y una mesa o sillas), un mondongo en el suelo con cojines (puede pasarse encima horas) o hasta un tobogan del sofá al suelo (esto último requiere un sofá que permita hacerlo y un poco de ingeniería cojinil). Bendita cuarentena.

    Usa una mochila portabebés (intenta evitarlo).

    Como veis estoy curtido en toda clase de batallas. Situación: tu bebé está cansado y quiere estar contigo, tu tienes algo súper urgente que no puede esperar: catástrofe. Usa una mochila portabebés y busca una silla con una cierta inclinación o balanceo. No es cómodo, ni bueno para la espalda. Así que úsalo solo en emergencias.

    Muy importante. Si no puedes trabajar con niños en casa: relájate y disfruta.

    Vale, tenías que trabajar, pero no puede ser. Respira hondo, asúmelo y ponte a jugar con el pequeñín. Disfruta de tu rato con el peque, que es lo más importante. Desde la perspectiva familiar y personal es lo mejor.

    Descubrirás que desde la perspectiva laboral también lo es: si te obcecas con el trabajo te vas a frustrar (porque no va a salir adelante) y vas a aumentar tu estrés. Cuando por fin puedas retomar el trabajo no vas a tener la actitud ni la energía apropiada para ser productivo. Al final del día vas a estar jodido (perdón. También habla la experiencia) porque no ha salido adelante el trabajo y porque has fallado a tu pequeñín.

    Hazme caso: relájate juega con el peque, disfrútalo y cuando te sientes a trabajar te sentarás con la satisfacción de haber cuidado correctamente de tus hijos. Verás que el trabajo sale mucho mejor con ese espíritu y cuando vayas a la cama te sentirás un súper papá (o súper mamá, según toque).

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies